jueves, 15 de octubre de 2015

Falda plisada "Los setenta han vuelto"

En ocasiones...veo faldas plisadas...
Las faldas plisadas son ñoñas, las faldas plisadas están demodé, las faldas plisadas son un poco de abuela ¡¡¡las faldas plisadas me gustan a rabiar!!!
Y este otoño han vuelto con fuerza a los escaparates, aunque yo aún no he visto ninguna en las calles. Para más inri, hace unos meses encontré en Galerías Madrid esta tela ¡¡¡¡¡por un euro el metro!!!! El estampado mitad geométrico, mitad floral y el tacto de puro poliéster nos transportan a los 70.

Quien no tiene una falda plisada es porque no quiere
Nunca había cosido este tipo de tela y me daba un poco de respeto cortarla, pero, por lógica, pensé que lo primero que tenía que hacer era fijar las tablas para que la cosa no se me desmandara, así que hilvané la tela con mucho cuidado a una cinta de un poco más de la medida de mi cintura (unos 5 cm más, para tener en cuenta márgenes de costura y posibles ajustes).

¡El plisar se va a acabar!
Como estoy en modo flojera total, he decidido hacer lo que nunca hago: ponerle una sola costura trasera. Tal es mi grado de flojez que consideré incluso la posibilidad de plantarle una cintura elástica, pero al final me he decidido por la cremallera invisible, que se disimula entre las tablas y queda muy bien. La cinturilla es de la misma tela, pero planchada para quitarle las tablas.

Si el vestido de hace un par de semanas era sesentero a tope, esta falda nos lleva directamente a los tigretones para merendar (¡acabo de descubrir que aún existen!), las canciones de Boney M y 300 millones.


Plisando bajo la lluvia
Y con esto y un bizcocho, vamos a RUMS.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Coser para las amigas: Falda "Surprise" para Sonia

Mi amiga Sonia quería una falda negra de punto, recta, ajustada y muy, muy sencilla. A mi me encantan los básicos, pero faldas rectas ya he hecho un montón, así que conseguí convencerla para meterle a la prenda básica una pequeña sorpresa trasera. Ahora veréis.

La tela es punto negro de camiseta mezcla algodón y viscosa. El patrón es el de falda recta, con cinturilla elástica.

Una falda negra, recta, sin más zarandajas.
Pero por detrás, en lugar de abertura para andar, lleva un godet (que es una de las cosas que más me gustan del mundo mundial):

Esto ya se anima un poquito, menos mal.
Y el godet, en lugar de ser de la misma tela, es de una especie de antelina perforada muy chula.
Y esto es lo que le da gracia al asunto. Las dos telas son igual de negras, pero metí el flash porque si no, no se veía nada.
La he bautizado como falda "Surprise" porque parece muy simple, ¡pero las apariencias engañan!
Y aquí está la dueña, luciendo tipazo:

Mi niña es tímida y no quiere salir, pero la falda le queda divain,  y no es porque la haya hecho yo.

jueves, 1 de octubre de 2015

Mis mercerías preferidas en Sevilla

Me encantan los mapas. Os recuerdo que he publicado nada menos que cuatro mapas de las principales tiendas de telas de Sevilla, por zonas. Aquí están, por si se os pasaron en su momento:
 Ahora les toca el turno a las mercerías, que hay muchas más que tiendas de tejidos. Afortunadamente, aún son muy frecuentes las mercerías de barrio, por eso no pretendo ser exhaustiva. De hecho, me encantaría descubrir las que me recomendéis. Las que aparecen aquí son mis favoritas y van ordenadas por preferencia. Ni que decir tiene que el ranking es absolutamente personal. Como nieta de mercero e hija de modista me gustan más las mercerías "de toda la vida" que las modernas que están surgiendo ahora, aunque reconozco que algunas como Barroso & Bech o Tricotela, tienen  cosas monísimas y dan ganas de llevárselo todo. Y aquí están:

  1. La Mercería de los Remedios, Calle Niebla, 30, 41011 Sevilla. La mejor en todo:  surtido, variedad, precio y el personal más amable. Una auténtica cueva del tesoro.
  2. La Mercería de la calle Cuna. Calle Cuna, 33, 41004 Sevilla. https://www.facebook.com/lamerceriadelacallecuna33. Estupendo surtido de pasamanería, cintas, hebillas y toda clase de adornos.
  3. Peña. Calle Puente y Pellón, 7, 41004 Sevilla. Del estilo de las mercerías tradicionales, con una variedad sin rival en cintas y flecos para mantoncillos.
  4. Barroso & Bech, Calle Arcos, 29, 41011, Sevilla. http://www.barrosoybech.es/ Mercería moderna enfocada más a la lana y labores de punto que a la costura. No obstante tienen muchas cosas y las dueñas son muy agradables.
  5. Almacenes Velasco. Calle Francos, 30, 41004 Sevilla. www.velascosevilla.com. Siguen siendo un clásico pero, para mi gusto, se están quedando un poquito antiguos, tanto en el servicio como en el surtido.
  6. Mercería del Polígono de San Pablo. Plaza la Toná, 41007 Sevilla. En los locales situados entre la Plaza de la Toná y la Avenida de la Soleá está esta típica mercería de barrio (de mi barrio durante años). Las propietarias no son un dechado de simpatía, pero son muy profesionales y tienen de todo a muy buen precio.
  7. Tricotela. Calle Regina, 1, 41003, Sevilla. Muy moderna y muy bonita. Cosas originales y coloridas.
  8. Mercería Mely. Calle San Jacinto, 85, 41010, Sevilla. Mucha variedad de cosas pero un poco cara para ser una mercería de barrio. Eso sí, la entretela es la mejor que he comprado jamás. No me preguntéis por qué, parece normal y corriente, pero a mi me da un resultado estupendo. ¿Entretela paranormal o simplemente manías mías?
Contadme cuales son las vuestras, a ver si me descubrís algún tesoro oculto.